Bloqueo estadounidense sigue obstaculizando avance de relaciones con Cuba

by Alfonso Matthews Julio 22, 2016, 1:11

Un año después de la apertura de embajadas de Estados Unidos en La Habana y de Cuba en Washington, el bloqueo que mantiene el país norteño a la isla es una dura realidad que continúa deteriorando las condiciones materiales de vida en la nación antillana, cuando todavía están frescas las imágenes de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama dándose las manos en señal de una nueva etapa.

"Se nos continúan bloqueando transferencias financieras, se nos retienen pagos...se nos deniegan servicios de todo tipo, incluyendo a nuestras misiones diplomáticas y oficinas en el exterior, y a los bancos y entidades extranjeras que se vinculan con nuestro país se les siguen imponiendo multas", lamentó Vidal.

Para Vidal la visita del presidente estadounidense Barack Obama a Cuba el pasado marzo fue "un paso importante" hacia la mejoría de las relaciones y una "oportunidad" para mostrarle la posición de la isla en temas "priorizados" y sensibles en el diálogo bilateral, como es el de los Derechos Humanos.

Con optimismo moderado, Cuba y Estados Unidos cumplieron el primer año del restablecimiento de relaciones diplomáticas tras medio siglo de confrontación directa, aunque por separado reconocieron que aún quedan "discusiones difíciles" para normalizar plenamente sus vínculos.

En cuanto a la cooperación, apuntó que se han firmado 10 acuerdos y otros están en proceso de negociación.

"Hasta ahora el gobierno de Estados Unidos no ha emitido una declaración política ni un documento legal que le explique a los bancos del mundo que las operaciones con Cuba son legítimas y no van a ser sancionados", explicó.

En entrevista ofrecida al diario Granma, la funcionaria afirmó que luego de un año del restablecimiento de relaciones diplomáticas, los componentes disuasivos y punitivos del bloqueo, y su alcance extraterritorial, siguen teniendo consecuencias negativas para la isla.

"Yo creo que en un futuro donde se contemplen (otras) situaciones (...), donde habría que cambiar otras cosas antes, eso sí puede ser posible", aseguró sobre la posible derogación de las medidas migratorias que privilegian a los cubanos en el caso de que las relaciones ya sean normales y se haya levantado el embargo.

La funcionaria también se refirió al impacto de las elecciones estadounidenses en este diálogo bilateral y subrayó que "se esperaría" que el próximo presidente de EUA "actúe en correspondencia con el sentir de la inmensa mayoría de la opinión pública" de su país, que por "amplísimo margen apoya el curso actual de la política hacia Cuba". Prefiero, agrega, definir esta relación como "una convivencia entre contrarios".

La diplomática cubana condiciona, globalmente, la normalización de las relaciones con EE.UU. a que éste renuncie a su pretensión histórica de decidir y controlar el destino de Cuba.

Recordó que las relaciones con Washington siempre han sido un reto para Cuba, pues "siempre han estado marcadas por la contradicción entre la intención norteamericana de dominar la isla y la determinación de los cubanos de ser libres e independientes".

"No somos ingenuos, conocemos cuál es el objetivo estratégico de Estados Unidos y no bajaremos la guardia, estaremos siempre alertas", dijo Vidal.


TOP News

Abanderó Peña Nieto a delegación de deportistas

Goldman Sachs apuesta por la inversión en petróleo durante 2017

Mario Götze regresa al Dortmund tras tres años en el Bayern

New source for online news Quivo.co in Colombia

Maquinas tragamonedas en línea en teoría y en práctica