Identifican a uno de los sospechoso de ataque a policías de Dallas

by Douglas Stevenson Julio 10, 2016, 2:20

En total, 12 agentes fueron baleados.

Por su parte, la Procuradora Loretta Lynch lamentó hoy la muerte de cinco policías en Dallas, así como el asesinato de dos afroamericanos en Lousiana y Minnesota, e imploró a los estadunidenses no recurrir a la violencia en estos momentos de "incertidumbre y miedo".

Dos civiles también resultaron heridos por las balas.

El presidente Barack Obama y el gobernador de Texas, Greg Abbott, pidieron a la gente que orara.

Johnson, de 25 años, había acumulado un arsenal personal en su vivienda de Mesquite, un suburbio de Dallas. Y de acuerdo con Cynthia Smith, vocera del Pentágono, el sospechoso también desempeñaba funciones de albañilería y carpintería.

Bradford Glendening, abogado militar, dijo que una soldado acusó a Johnson de acoso sexual en Afganistán.

Antes del ataque que dejó 5 policías muertos y nueve heridos, Johnson escribió el sábado en la página de Facebook de las Panteras Negras de Misisipi -un grupo afrocentrista- un mensaje en el que se quejaba y denunciaba la brutalidad policial contra la comunidad afroamericana.

Las autoridades dijeron que policías fueron agredidos en Tennessee, Georgia y Missouri después de dos casos relevantes en los que agentes mataron a hombres negros.

La policía logró acorralar a Johnson en un edificio y trató de negociar una rendición.

Eso es lo que les dijo a los negociadores durante el suceso, antes de morir por la explosión de una bomba que la Policía envió adosada a un robot al estacionamiento en el que estaba atrincherado, una tecnología que no es frecuente ver fuera de zonas de guerra.

Robots como el de Dallas han sido utilizados para llevar objetos a sospechosos o rehenes, para distraer a atacantes, o para comunicarse con el agresor.

Micah Xavier Johnson, principal sospechoso de la matanza de policías en Dallas, tenía en casa "material para la fabricación de bombas, chalecos antibalas, fusiles, municiones y un diario sobre tácticas de combate". Fue la primera muerte provocada por las fuerzas de seguridad a través de un robot.

"La respuesta nunca debe ser la violencia, la respuesta debe ser la acción".

El día de su fallecimiento, la novia del joven había llamado a la policía para pedir ayuda, ya que "había sufrido un ataque psicótico" y a causa de ello la había golpeado.

El ataque se produjo cuando los manifestantes, al igual que ocurría en otras grandes ciudades del país, como Nueva York, Los Ángeles o Atlanta, protestaban por los últimos incidentes de violencia policial con tintes racistas registrados en EEUU.


TOP News

Indians continue dominance of Tigers with 12-1 victory

Roger Federer fue eliminado por Milos Raonic en las semifinales de Wimbledon

Pinedo advirtió que si se frenan los tarifazos, "se aumentarán los impuestos"

Barcelona launch campaign to support Lionel Messi following tax fraud conviction

Mauricio Macri: "Vamos rumbo a un futuro increíble"