Excarcelados 24 guerrilleros para que asistan a conferencia de las Farc

by Alfonso Matthews Setiembre 17, 2016, 0:46

Álvaro Leyva, ex congresista, ex ministro y ex dirigente del Partido Conservador que se autodefine como un buscador de paz, jugó un papel decisivo en el acuerdo que cerraron en agosto las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

La Décima Conferencia Nacional Guerrillera marca un antes y un después para las FARC, ya que será el primer cónclave orientado a la paz.

Asimismo, felicitó a las FARC "por la madurez política mostrada durante el proceso y por mantenerse comprometida con el ideal de una Colombia libre de desigualdades económicas, políticas y sociales".

Todos los jefes guerrilleros han destacado que desde la primera conferencia, que se efectuó en 1965, hasta la novena, en 2007, las reuniones habían sido para discutir planes de guerra, mientras que esta vez se hace para aprobar la renuncia a la lucha armada y hablar de la paz.

"Ni siquiera fueron los intereses superiores del gobierno".

"Cada conferencia tiene su característica".

El Intituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó que dispondrá de dos o tres guardias por cada interno que estarán en un radio cercano al lugar donde se realizará la X Conferencia de las Farc y quienes además se encargarán de los traslados.

Los rebeldes tendrán un permiso de ocho días y luego deberán volver a las distintas cárceles del país donde están recluidos, agregó el funcionario, quien descartó una posible fuga.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó este martes por unanimidad una resolución en la que se definen el tamaño, los aspectos operacionales y el mandato de la Misión que respaldará la implementación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc en Colombia.

La coalición gobernante de centro-derecha Unidad Nacional hace campaña por la aprobación del acuerdo, con el respaldo de la oposición de izquierda y de partidos independientes.

La gente de la región conoce bien esa situación pues San Vicente fue el centro de la zona desmilitarizada de 42.000 kilómetros cuadrados que abarcaba también parte de los municipios de La Macarena, La Uribe, Mesetas y Vista Hermosa en la que entre 1998 y 2002 el presidente de entonces, Andrés Pastrana, negoció sin éxito con las FARC.

Jorge Enrique Mora, uno de los negociadores de paz del Gobierno con las Farc, alertó sobre la posibilidad de que la guerrilla esconda varias armas.


TOP News

Bauza llamó a Higuaín para enfrentar a Perú y Paraguay

Realizan desfile-cívico militar en Guadalajara

New source for online news Quivo.co in Colombia

Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange

La campaña más pareja y menos pensada — Clinton y Trump