Goldman Sachs apuesta por la inversión en petróleo durante 2017

by Douglas Stevenson Febrero 7, 2017, 9:26
Goldman Sachs apuesta por la inversión en petróleo durante 2017

Su precio objetivo a seis meses es de 52,5 dólares en el crudo ligero estadounidense tipo West Texas

Uno de los bancos de inversión más influyentes del mundo en el sector de las materias primas, el estadounidense Goldman Sachs ha reiterado su apuesta por el petróleo para este 2017.

Para sus analistas, éste será el año del petróleo a pesar de que las tres subidas de tipos previstas ahora en Estados Unidos (hace un mes se esperaban sólo dos) pueda afectar negativamente el precio del crudo, puesto que unos tipos más altos provocarán un dólar más caro, y es en dólares precisamente en la moneda en la que se compra y vende el oro negro.

Es lógico pensar que, si la Organización de Países Productores de Petróleo ha alcanzado un acuerdo para recortar la producción mundial de petróleo, el precio del crudo se moverá al alza a medida que se compruebe que los acuerdos se van cumpliendo, como ha ocurrido recientemente con Irak.

Lo interesante es que el petróleo West Texas cotiza hoy en 52 dólares y el precio objetivo de Goldman Sachs es de 52,5 dólares a mediados de año. Visto así, el petróleo no tiene recorrido. Sin embargo, los expertos insisten: “históricamente, cuando la brecha de producción de EE.UU. y China se cierra, y la inflación comienza a subir, se produce una señal de compra en las materias primas”.

Creen que unos precios más altos de las materias primas serán “buenos” para el mundo, por lo que elevan su recomendación hasta ‘sobre ponderar’ en 2017 y su previsión sobre el índice S&P GSCI CommodityIndex a tres, seis y nueve meses. “La re-aceleración reciente en los indicadores PMIs sugiere que las materias primas han entrado en un escenario cíclico más fuerte”, explican.

El hecho que lo explica todo es la volatilidad. El petróleo no va a mantenerse inmóvil en los 52 dólares eternamente. Y no lo hará porque si bien existen factores impulsores al alza en el precio a corto plazo (OPEP) también existen factores que apuntan a precio bajos a medio y largo plazo.

Las energías alternativas siguen su avance y la demanda global se mantiene estable. La producción de petróleo bituminoso o fracking en Estados Unidos, Argentina o Polonia sólo espera un impulso del precio al alza (lo tiene a partir de 55 dólares por barril) para volver a la producción y países como Brasil, Kazajistán o México tienen acuerdos firmados para explotar nuevos recursos en aguas profundas que tienen un coste que sólo puede recuperarse mediante la producción.

Por tanto, el petróleo está al alza hoy, pero se va a mover arriba y abajo en los próximos meses, lo que permitirá ganar dinero a quien sepa utilizar instrumentos financieros que, como los CFDs permiten operar al alza o a la baja en los precios de las materias primas. Con ellos, un inversor no gana dinero sólo cuando el activo en el que invierte sube, también cuando baja.

Y la diferencia mayor no es esa. Un contrato de futuros sobre el petróleo cuesta unos 50.000 dólares y tiene un vencimiento fijado de antemano cada mes. Un CFD vence cuando usted considere y un precio que marca usted ¿Se imagina lo que podría hacer si el petróleo se mueve todo el año entre los 45 y los 55 dólares?


TOP News

Nuevo billete de 100 pesos y moneda de 20 pesos

El vuelo más largo del mundo aterrizó en Nueva Zelanda

Se nos acortan lapsos para garantizar proceso de elecciones regionales — Rector Rondón

Economía chilena crece 1,5% en 2016, su peor registro en 7 años

Cucaracha se alojó en cráneo de mujer