Más de 400 ballenas aparecen varadas en una playa de Nueva Zelanda

by Alfonso Matthews Febrero 12, 2017, 0:25
Más de 400 ballenas aparecen varadas en una playa de Nueva Zelanda

Ya en 2015 se organizó un operativo para intentar salvar a 200 ballenas piloto que quedaron atrapadas en la misma zona de Farewell Spit, pero esto no impidió que la mayoría de ellas falleciera.

Los voluntarios tenían previsto volver el domingo para ayudar a reflotar a todas las ballenas sanas que puedan.

La mañana de este miércoles 10 de febrero, al menos 416 ballenas fueron abandonadas en Golden Bay, una playa de Nueva Zelanda.

Los cadáveres de ballenas adultas y de bebés estaban esparcidos a lo largo de cientos de metros en una zona arenosa conocida como Farewell Spit, en la extremidad norte de la Isla Sur.

La operación fue seguida por una multitud que animó a los voluntarios entonando cánticos y coreando lemas mientras realizaban el salvamento para el que formaron una cadena humana.

Hasta el momento se desconoce las razones por las cuales las ballenas quedaron varadas, aunque se cree que se debe a que la bahía Golden tiene aguas poco profundas y suele ser escenario de este tipo de incidentes.

Una veintena de ballenas rescatadas el viernes murieron así el sábado.

Las ballenas piloto son uno de los cetáceos que más frecuentemente varan en masa, explica la organización argentina. En los últimos 10 años, se registraron al menos nueve casos.

"Es una de las cosas más trágicas que he visto nunca".

Otra teoría es la de Mike Ogle, portavoz del departamento de protección de Medio Ambiente de Nueva Zelanda, quien señala que los cetáceos podrían estar escapando de los tiburones.

"Ahí hay un cadáver que lleva marcas de mordeduras de tiburón", dijo. La causa probable es la geografía submarina del lugar. "No quería abandonarla. Lloraba aferrándose a ella".


TOP News

Maquinas tragamonedas en línea en teoría y en práctica

Videgaray "suavizó" discurso de Trump sobre el muro: CBS

Procurador viajará a Brasil caso Odebrecht

Inicia debate de Ley de Seguridad Interior

Nicholls and Mullins battle it out for Trainers Championship