Los franceses van a las urnas en un clima de incertidumbre

by Alfonso Matthews Abril 24, 2017, 2:08

Unos 50.000 agentes de policía y gendarmería y 7.000 militares serán desplegados como refuerzo de seguridad durante los comicios.

Aunque muchos expertos aseguran que ya en la segunda vuelta sería fácilmente derrotada, otros recuerdan que, en el último año, las posturas de derecha y las políticas aislacionistas ya causaron dos grandes sorpresas pese a lo que señalaban las encuestas: la victoria de Trump en Estados Unidos y el triunfo del "Sí" a favor del Brexit en Reino Unido. "Acabo de votar a Macron, no es que me guste, pero ante la incertidumbre que hay creo que es el que más chances tiene de vencer a Le Pen en el balotaje", dijo Jennifer Bomeden, de 24 años, con sensación de impotencia, al salir del colegio maternal junto a su pequeña hija. Los dos candidatos que obtengan más papeletas se disputarán la Presidencia el 7 de mayo. "Si pasa Le Pen y Mélenchon me muero", confió un joven de nombre Leonardo, votante de Macron. El duelo Le Pen versus Fillon (el más probable hasta hace unos meses) mostraría a un electorado claramente virado a la derecha.

El Gobierno no cesa de admitir que la amenaza es elevada en el país y que las elecciones son un punto álgido para los terroristas, como puso de manifiesto el atentado desarticulado el pasado martes, con la detención de dos presuntos yihadistas en Marsella que preparaban un ataque contra la campaña electoral, o el tiroteo de la noche del pasado jueves en los Campos Elíseos de París en el que murió un policía.

En Francia, una ley del 19 julio de 1977 prohíbe la difusión de sondeos relativos a las elecciones presidenciales desde el viernes a medianoche hasta el domingo a las 20 horas (18.00 GMT), en que cierran los colegios electorales.

La familia Castro Bonavita no está de acuerdo con las políticas de la ultraderechista, a la que Isabel Castro Bonavita considera "racista, xenófoba, quiere sacar a Francia de la Unión Europea, o sea en una populista y además mentirosa".

Otra de las víctimas podría ser la Unión Europea (UE), ya que Le Pen adelantó que, en caso de ganar, convocará a un referéndum para dejar el bloque comunitario; mientras que Mélenchon propuso renegociar los tratados de libre comercio de la UE. Macron ha hecho campaña con un programa abiertamente proeuropeo y liberal.

Acompañada del alcalde de la ciudad, Steeve Briois, de su mismo partido (Frente Nacional), Le Pen emitió el voto en medio de una gran expectación mediática, indicó la agencia EFE.

A pesar de que la nación vive en alerta desde enero de 2015, cuando inició la ola del terrorismo con el asalto al semanario satírico Charlie Hebdo, la seguridad y el radicalismo no habían figurado entre los temas estrella.

La carrera por el Elíseo ha sido muy atípica. Debilitado por una impopularidad récord, François Hollande se vio obligado a renunciar a presentarse de nuevo, algo nunca visto en Francia en más de sesenta años.

Fillon votó en París, pero su esposa Penelope - que afronta cargos preliminares por su implicación en el escándalo de empleos ficticios que sacudió la campaña del conservador - lo hizo a 250 kilómetros (155 millas), cerca de su mansión del siglo XIV en Sarthe.

Marine Le Pen es también objeto de una investigación por empleos presuntamente ficticios en el Parlamento Europeo, donde ocupa un escaño de eurodiputada, y por supuestas irregularidades en el financiamiento de campañas pasadas. Sin embargo, a diferencia de Fillon, se niega a ser interrogada por la justicia, invocando su inmunidad. Los vencedores se enfrentarán en la segunda vuelta electoral dentro de dos semanas.

Frente al desgaste de los partidos tradicionales, las presidenciales apuntan el surgimiento de nuevas caras.


TOP News

Bale se retira lesionado contra el Barça

Caso Felipe Romero: los cuerpos ya están en Maldonado

Bartra será baja "varias semanas" tras ataque a Dortmund

Nicholls and Mullins battle it out for Trainers Championship

Gareth Bale podría estar listo para el clásico ante Barcelona